Simplemente nada cambiará.

domingo, 4 de diciembre de 2011

El túnel

Pero tuve miedo de equivocarme,como me habia equivocado una vez, y esperé que de algún modo fueras tú el que buscaba. 
Llegué a estar tan segura de encontrarte que cuando sucedió, quedé paralizada de miedo y no pude decir nada más que una torpeza.
Y cuando huiste, dolido por lo que creias una equivocación,yo corrí detrás como una loca.
Después vinieron aquellos instantes en que creías necesario explicarme cosas, mientras yo trataba de desorientarte, vacilando entre la ansiedad de perderte para siempre y el temor de hacerte mal.
Trataba de desanimarte, sin embargo, de hacerte pensar que no entendía tus medias palabras, tu mensaje cifrado.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar